Slideshow

Buscanos en Facebook

Tambien estamos en G+

Comentarios recientes

    Guias de Juego

    Solución El Engaño de Barbapoca

    Capítulo 1: ¡¡Esta pizza está de muerte!!

    Comenzamos en una obscura celda con nuestro amigo Will. Agarramos la bola de preso que está al lado nuestro y la bandeja que está debajo del papel higiénico. Tiramos de la cadena y mágicamente nos damos cuenta de que el inodoro sirve como una especie de teléfono con la celda de al lado, en la que conocemos al pirata Barbapoca. Con él hablamos de todo y ahí empieza esta aventura.

    Cuando hablamos con Barbapoca nos contó que estaba sentenciado a muerte por horca por haber saqueado y hundido un barco. Will le conto que estaba preso por haber ido a ver a su novia esclava a la plantación y quedaron en ayudarse. Si Will conseguía sacarlo de ahí vivo, Barbapoca le daría el dinero para comprar la libertad de Coral, la novia de Will.
    El carcelero nos indica que llegó el momento que salgamos de la celda, lo hacemos, y nos dirigimos hacia la cárcel. Dentro de una cantara hay un cazo, lo tomamos y nos disponemos a hablar con el carcelero. Este nos cuenta el motivo de encarcelamiento de Barbapoca y la única manera de liberarlo, MUERTO.

    Salimos de la cárcel y vemos que al lado de ella está preparada la horca, nos acercamos al verdugo y le preguntamos si nos da una soga. Nos dice que solo se la daría al inspector de sogas que siempre lleva un catalogo de ellas.

    Vamos hacia el puerto, allí hablamos con Paco Manzano en la frutería y con Lucas en la pescadería, andan los dos enojados por la venta es mala debido a Barbapoca. Y nosotros todavía no sabemos cómo sacarlo muerto de la cárcel. Salimos del pueblo y nos dirigimos hacia la Plantación a la izquierda de la isla, allí esta esclavizada Coral la novia de Will. Hablamos con ella y nos hace saber que no está para de acuerdo con nuestro plan. Poco nos importa, así que nos llevamos el cuenco al lado del gallinero y ya que estamos le robamos una pluma a la gallina de espaldas en la puerta.

    Enojados nos vamos hacia el campamento a la derecha de la isla y allí vemos que están cocinando algo, lo observamos y es salsa de tomate. Entramos en la tienda y nos encontramos con una gitana, hablamos con ella y nos cuenta acerca de la flor del wapalingo, que es capaz de matar a un hombre por un tiempo y que vuelva a resucitar, JUSTO LO QUE NECESITAMOS. La gitana procede a darnos wapalingo pero en el frasco ya no le quedan así que nos dice que le preguntemos a Paco Manzano, en la frutería. Le preguntamos si nos daría un poco de salsa y antes de irnos nos llevamos los aros de la pandereta que está en la ventana.

    Para terminar de conocer la isla vamos hasta el Galeón Hundido en el extremo derecho de la isla, allí hablamos con el Hombre Extraño y con Serena. Salimos de ahí y nos dirigimos a hablar con Paco Manzano. Este nos cuenta que se quedo si wapalingos y que el cargamento que se los proveía fue el que Barbapoca hundió. Salimos del puerto y entramos en lo de Matías Mortymer, hablamos con él y antes de irnos tomamos el catalogo de sogas que hay en su mesa. Catalogo en mano vamos a hablar con Pedrusco, el verdugo, le decimos que somos el inspector y nos pedirá el catalogo, se lo damos y ya tenemos la soga.

    Caminamos al callejón que hay detrás del Bucanero Pizzero y vemos que hay una madera suelta en el patio, la agarramos y entramos. Dentro vemos a un perro con trozo de masa delante de él, como queramos agarrarla o acariciarlo nos va a tratar un poco mal, así que usamos la horca en él. ¿Lo matamos? no, no nos dio tiempo jajá, corrió antes dejándonos la masa libre para que la agarremos. También vemos la parte trasera del horno pizzero y claramente un ladrillo salido, lo tomamos también, muy a pesar de Will.

    Entramos en el Bucanero Pizzero por delante y observamos el mantel, notamos que tiene una mancha con la forma de la isla. Vamos a ver el W.C (Water Close, Baño) y notamos que no se puede abrir, Filippo nos dice que su repartidor tiene la llave, tomamos la paleta de pizzero al lado de la puerta y vamos a hablar con Filippo. Este nos dice que su repartidor fue a la cárcel por las alcantarillas y nunca regresó, con él se llevo la llave del W.C. Le pedimos la llave de la Cárcel para ir su búsqueda pero antes para eso nos tenemos que convertir en repartidor contestando una pregunta, imposible de equivocarse.

    Salimos y vamos hacia las alcantarillas en el puerto abajo a la izquierda, entramos y seguimos hasta donde está el estanque con el tiburón, subimos por la escalera y notamos que se rompió el tablón por el que se llega a la rejilla así que usamos el tablón de nuestro inventario en el borde de piedra. Nos acercamos hasta el esquelético repartidor y cambiamos la llave de la cárcel por la del W.C, ya que estamos vamos hasta nuestra antigua celda, tiramos de la cadena y le contamos a Barbapoca nuestro plan. Salimos de las alcantarillas y pasamos por la pescadería para mojar nuestra pluma en tinta de calamar. Ahora si, al Bucanero Pizzero, abrimos el W.C y tomamos la pastilla de jabón y de paso hacemos nuestras necesidades porque Will esta violeta de las ganas.

    Vamos al patio trasero de la pizzería y usamos el jabón con la paleta de pizzero y luego de calentarlo tenemos jabón líquido. Este lo usamos con la navaja en el mantel para sacarla y tomamos todo, ahora tenemos una navaja, un trozo de pizza y un mantel muy parecido a un mapa de la isla. Entramos al ayuntamiento, al lado de Matías Mortymer y cambiamos el mantel por el mapa, no hay diferencia casi. Ya que estamos ahí charlamos con el secretario.

    Nos dirigimos al cementerio y esta todo obscuro, un poco asustados vemos que a la derecha hay dos tumbas de tierra una al lado de la reja tomamos la cruz (está bien escondida, búsquenla) y la otra al lado de la de cemento, también tomamos su cruz. Unimos las dos cruces y nos queda algo así como una escalera. Vamos a la casucha y la puerta está cerrada, pero vemos una ventana por la que cabríamos, si tuviéramos una escalera. Pero como somos inteligentes y ya la tenemos la usamos y entramos. Dentro vemos una sabana la retiramos para encontrarnos con un FIAMBRE!!, lo cortamos con la navaja para llevarnos un trozo aunque nos parezca asqueroso, la navaja se rompe. En la estantería vemos un súper-pegamento, lo tomamos y salimos del cementerio.

    Pasamos por la cima de la isla hasta lo del Inventor, hablamos con él y nos cuenta del pastel que tiene calentandose, pasamos por la ventana y observamos que efectivamente esta el pastel al lado del fuego. El diablo dentro nuestro nos dice que tenemos que usar la paleta de pizza y acercarlo al fuego, lo hacemos y el científico lo saca a la ventana para que enfrié un poco. No tenemos nada más que hacer ahí pero antes de irnos toqueteamos la pantalla de su máquina del tiempo, para diez años adelante, lo que tarda en florecer el wapalingo.
    Vamos al pueblo y entramos al callejón, al lado del Ayuntamiento. En la pared hay una ratonera observamos dentro y vemos el cepo de Matías Mortymer intentamos meter la mano y nos va a doler un poco así que entramos en lo de Matías Mortymer y pegamos el cepo con el súper-pegamento, vamos al callejón metemos la mano y ahora si tenemos una gran bola de queso.
    Hay un lugar al que no fuimos, el Torreón, vamos hacia allí y hablamos con el Vigilante. Este nos dice que si tuviera las dos bocas del cañón cargadas y un barco sospechoso nos daría una muestra de disparo de cañón, esta es nuestra oportunidad para llegar a los wapalingos hundidos.

    Una bola del cañón es nuestra bola de preso, que al tener el grillete nos trasladara, la cargamos. La otra bola puede ser el queso pero es demasiado amarillo así que lo pintamos con el hollín de nuestro ladrillo. Cargamos la segunda bola, y para matar dos pájaros de un tiro le ponemos también el Cazo para sacar queso en tiras y usarlo en nuestra pizza mortal.
    Con el cañón cargado, le decimos al Vigilante que haga la demostración y nos dice que se fijará si hay algún barco sospechoso. Como sabemos no hay, así que cuando deje los anteojos con nuestra pluma entintada le dibujamos un barco. Le pedimos nuevamente que haga la prueba, ahora visualiza al gran Garabato Errante pero necesita la posición exacta del navío. Para eso volvemos a la cárcel vía alcantarillas y hablamos con Barbapoca que nos dirá que le mandemos el mapa, se lo mandamos vía inodoro y ya tenemos las coordenadas. Salimos de las alcantarillas pero antes de ir con el Vigilante usamos los aros de la pandereta con el mango de navaja y cortamos el cartel de pizza que hay al lado de la entrada a las alcantarillas, así tenemos otro trozo de nuestra pizza. Seguimos al torreón y le damos el mapa al Vigilante.

    Estamos en el fondo del mar, y tenemos un poder de respiración extrañamente parecido a un conocido nuestro, agarramos las tiras de mozzarella, observamos el naufragio y los tarros de wapalingo rotos, tomamos el único tarro de wapalingo sano y vamos al fondo donde está el cangrejo lo intentamos agarrar pero nos ataca con sus pinzas, le damos en la cabeza con la pala de pizza y lo llevamos. Nos dirigimos hacia la izquierda a la boca de alcantarilla y salimos de ahí.

    Salimos de las alcantarillas y vamos donde el Inventor, usamos el wapalingo en su pastel y se ve que el inventor las sembró en el W.C de una manera extraña porque mágicamente creció un árbol de wapalingo allí mismo. Cortamos una flor y la usamos con el cuenco. Al salir de ahí pasamos por lo de la gitana y con el tarro vacio de wapalingo tomamos un poco de salsa de tomate. Seguimos para el Galeón Hundido, entramos y cortamos un trozo de la diana con el cangrejo, así tenemos el ultimo trozo de pizza. Usamos el cuenco con la flor de wapalingo con el capitán “TIC”, y lo estimulamos con la pluma, así como nos conto Serena le agarra el tic y nos muele toda la flor. Usamos cualquier ingrediente de la pizza en la masa, por ej. el fiambre y nos prepara el trozo que falta. Ahora con los cuatro trozos usamos alguno en la bandeja de pizzas y tenemos la pizza armada, le echamos el wapalingo picado y tenemos echa la pizza mortal temporaria.
    Vamos hacia la cárcel y ponemos la pizza en la estantería para pizzas, al lado de la araña acróbata. Echo eso, nos esconderemos y escucharemos como “muere” Barbapoca.
    Estamos en el Cementerio, usamos la pala para pizza en las tumbas y disfrutamos de la secuencia que sigue en esta historia que…….CONTINUARA.

    Solucion hecha por VecchioBambino

    Dezukez